top of page

Mis favoritas

Actualizado: 27 nov 2023

Es muy complicado reducir todas las películas que he visto a una lista tan corta. Por más que lo intenté, no pude poner 10, así que hay tres pilones.


Si quieres hablar de alguna de ellas, no dudes en comentar.


Amores perros (2001) de Alejandro Gónzález Iñarritu


Yo tenía 11 años cuando salió esta película y recuerdo que fue todo un evento, no la vi en ese momento obviamente, pero recordé que fue un suceso cuando un día, en casa de una ex novia me la encontré en la TV y comencé a verla. En ese momento todavía no me interesaba en el cine pero me tenía al filo del sillón, pocas veces me había pasado eso viendo una película. Ahora la veo por lo menos una vez al año y me sigo maravillando con ella en cada visionado.



Fallen Angels (1996) de Wong Kar Wai


Iba en la prepa cuando un buen día fui al centro con mi amigo Aldo, a quien conozco desde el kinder. Íbamos caminando por la calle de Tacuba cuando se detuvo abruptamente en un puesto de películas pirata y compró una película con actores asiáticos en la portada. Después de la compra me dijo: "Esta es la película de la que te conté, tienes que verla" y me dio su DVD pirata. Lo llevé a casa y la vi en mi laptop, no podía creer lo que estaba viendo. No sabía qué era pero de alguna manera me había conmovido como nunca, viendo una película. No le devolví el DVD hasta 12 años después, cuando nos hicimos roomies.



Y tu mamá también (2001) de Alfonso Cuarón

En la prepa, por alguna razón que no recuerdo, vi El prisionero de Azkaban (2004). Me gustó, aunque la única película de Harry Potter que había visto fue La piedra Filosofal (2001) y no me había gustado nada, aún cuando era una película para un niño de mi edad. Así que después de ver El prisionero de Azkaban y enterarme de que la había dirigido un director mexicano quise ver otra de sus películas. Así llegué a Y tu mamá también, me pareció divertida pero nada más. Volví a verla más grande y se convirtió en una de mis favoritas desde entonces. Cada vez que voy a filmar un nuevo proyecto vuelvo a verla porque en ella encuentro formas interesantes de usar el lenguaje; libre pero contundente.



Eyes wide shut (1999) de Stanley Kubrick


Cuando empecé a interesarme en el cine, como todo cinéfilo que está entrando a dicho mundo, idolatraba a Kubrick (aún lo hago, pero de manera distinta). Así que vi todas sus películas, esta en particular me había gustado pero no estaba en mi top. Todo cambió cuando la vi en el cine, durante un ciclo de Stanley Kubrick en el que también presentaron su exposición. En ella encontré un montón de detalles fabulosos y sirvió como referencia/guiño/robo para una escena de mi ópera prima en la que Wendy y Carlos discuten después de una fiesta, igual que Nicole Kidman confesando a Tom Cruise que pensó en un militar al que conocieron en el lobby del hotel mientras hacían el amor.



Mommy (2014) de Xavier Dolan


Esta película cuenta con una de mis secuencias favoritas en la historia del cine: aquel futuro donde Xavier Dolan hace su cameo como Steve adulto y su vida es feliz, mientras Diane lo mira igual que todas las madres miran a sus hijos. Es de mi secuencias favoritas porque es verdaderamente conmovedora.



Ed wood (1994) de Tim Burton


Hay un montón de momentos geniales en Ed Wood; la amistad de Ed y Bela, el optimismo casi ingenuo de Ed, pero sobre todo su encuentro con Orson Welles. Es una película indispensable para todo aquel que pretenda dedicarse al arte en cualquiera de sus expresiones.



Interestellar (2014) de Cristopher Nolan


Vi esta película en un momento de mi vida en el que iba mucho al cine, hoy no voy tanto como quisiera, pero en aquel momento yo creo que por lo menos la vi unas 8 veces en el cine. De vez en cuando, vuelvo a verla. Lo que más me gusta es lo que muchos odian de ella: que el amor es el motor del universo. Comulgo al 100% con esa idea y por eso hago el tipo de películas que hago... ¡además hay viajes por agujeros de gusano!



In the mood for love (2000) de Wong Kar Wai


Después de ver Fallen Angels hice lo mismo que con Kubrick, revisé toda la filmografía de Wong Kar Wai y se me partió el corazón con cada película. In the mood for love tiene un encanto particular producto de la repetición. Vemos una y otra vez encuadres y acciones similares pero que son sutilmente distintas como para mostrarnos lo que vemos todos los días en la vida real de una manera grandiosa. Nuestra vida es así, todos los días son iguales pero al mismo tiempo son distintos.



La espada en la piedra (1963) de Wolgfang Reitherman


Una de mis favoritas desde la infancia, con especial mención a la secuencia de las ardillitas. Fue tal vez mi primera lección sobre las relaciones amorosas, que obviamente no entendí hasta que volví a verla de adolescente. Dicha secuencia también está presente en mi ópera prima, cuando Sofía le recuerda a Leonardo que es la única persona que conoce capaz de aprenderse los diálogos de las películas que ve.



2001: Una odisea del espacio (1968) de Stanley Kubrick


Desde niño tuve una fascinación absoluta por el espacio, no quería ser astronauta porque lo único que me obsesionaba más que el espacio era el futbol, pero desde entonces todo lo que tiene que ver con astronautas y viajes espaciales me encanta. Así, en la universidad cuando vi esta película en mi clase de lenguaje cinematográfico quedé impresionado por escenas tan majestuosas, sobre todo porque en aquel momento estaba estudiando animación y no podía creer que esos efectos visuales fueran producto de una época sin computadoras.



Love (2015) de Gaspar Noe


Todos tenemos alguna película que nos habla directamente, ésta es la mía. Como si el papel de Murphy estuviera escrito basado en mi propia vida. Cada suceso en la vida de Murphy me recuerda a algo que ya he vivido y en ello encuentro su mayor virtud como película: conectar profundamente con el espectador.



8 1/2 (1963) de Federico Fellini


Al igual que Ed Wood, esta es una película obligada para todo aquel que pretenda dedicarse al arte, sobre todo al cine. Descubrir que alguien como Fellini sentía las mismas preocupaciones que tú es, de alguna manera, liberador. Tengo dos secuencias favoritas, aquella en la que todo el mundo busca a Guido en el lobby del hotel y él no puede hacer otra cosa más que huir. Y la otra, la escena casi final, en la que Guido se encuentra con la protagonista de su nueva película y por fin, puede visualizar su nueva obra.


Nocturnal Animals (2016) de Tom Ford


Conectar con el espectador a través de la atmósfera es complicadísimo y Tom Ford lo logra a la perfección. La gran virtud de esta película es que te hace sentir algo con cada plano, cada escena y cada línea de diálogo están ahí para aportar a la trama y para envolverte dentro de este mundo. Incluso cuando la narrativa se corta para salir de la novela y ver la "vida real" se siente auténtico y lo más importante, no saca al espectador de ese mundo a pesar del cambio de narrativa.

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page